La jaba roja, ©Margarita García Alonso.

la jaba roja

 

Un día de abril donde hay que meterse el cerebro en la vagina y atragantarse con la indecencia de la chusma chicharera intelectual y los cortesanos que pululan en Facebook con dobles cristales, más poderosos que los usados contra el frío. Demagogia desmedida sobre los « libros » y el día de la « tierra » cuando lo que marcha es mastercard, sin que nadie recuerde lo importante que fueron, benditas biblias, alabados tomos, sublimes papeles que « sermonearon » tantos traseros allá en la isla.

Día de premios, la Poniatowska* arrebata’ alabando al Gabo, considerándose Sancho, decretando que desaparecieron los molinos y santificada por recordar a los pobres mexicanos de la calle -que según dice- fueron los que la llevaron a la victoria literaria total.
Y otro muy « sorpresivo » que soluciona el famoso problema que ocupa a tantos poetas miamenses, la recaudación de fondos para la construcción de una azotea en Miami, instalación que subvencionará antologías y otros premios que recordaremos, dentro de algunos meses, porque podrán entrar a la misma si dicen bien clara la contraseña: « esta es tu casa quien tu sabes ».
En fin, gloria y leche condensada por todas partes. Mejor salgo de esta porquería, que se pega, o te cosen un comité a vigilarte.
Me voy a mi exilio. Chao.

 

* Esta , por lo menos, no cita a medio universo, ella solita se da el bombo chi y el tralalalalala, en fin, a leer, que es un placer a los ojos para el alma divertir

Publicités

Laisser un commentaire

Choisissez une méthode de connexion pour poster votre commentaire:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s